.

.

viernes, 21 de enero de 2011

Ella sintio la luna en su regazo.

La chica miraba estrañada el corazón roto, la verdad no la cometió, paralizo el tiempo y lloro con el viento.
Ella le añoraba ella necesitaba argumentos para poder escuchar para entender al error del tiempo, ahora estaba allí sin pensar en medio del mar flotaba su mirada, perdida en ese agua cristalina, su ojos transmitían otro mundo.
Pasaron las hojas, el tiempo borro el deseo que el alma prendió.
Ella bailaba sobre el mar se escondía de la vida, ella se había derrumbado no podía vivir y en su cabeza los pájaros volaban hacia el.
El día nubló los mares la ausencia hizo de espejo en su alma y el mago concedió el
deseo de derrumbarse.
Lloro sobre la tierra mientras si paraguas de flores quemaba el monte, grito por la desesperación, rompió el miedo que el mundo no recibo, el dolor la mataba poco a poco.
Ella se vistió denegro, penso en el mal, dia, levanto, con el corazon en pena, sus latidos se oian desde el mar, todos tienen un mal y nadie sabe despertarlo.
Lloraba por la ausencia que la nada habia regalado, ella daría pena, ella sentia rabia.

No guardaba mas salida, ella añoraba la esperaza que el mar la rogaba.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog en serio escribes muy bien
    Te sigo y graciaspor seguirme :)

    ResponderEliminar

No es un adiós, es un hasta pronto.